20 de diciembre de 2011

Me llena de orgullo y satisfacción

                                        
          En estas fiestas tan señaladas, siempre resurgen en mi interior dudas tan profundas como: pollo relleno o gambas, en casa de tu madre o en casa de mi hermana, y dilemas de esta envergadura existencial.
Que nadie crea que estoy influenciado por los aires navideños, pero me llena de orgullo y satisfacción celebrar estas noches de paz y fraternidad, rodeado de mis seres queridos (aunque también estará mi suegra).  Es frecuente que aparte de cuñados, tios, sobrinos, yernos y demás parentescos estraños, se cuele algún invitado no habitual, llámese whisky, coca, cola, vino de rioja en abundancia o atracón colesteroide, pero da igual, nos saltamos las dietas y damos gracias a dios por los alimentos que vamos a engullir.
Ha nacido........¿Quién?....... Jesús. Posiblemente él tendrá compasión de nosotros, porque enero no la tendrá. 
         Voy a leer estas frases transcendentales, poso de la sabiduría humana, a fin de templar el ánimo y afrontar estos enormes retos con valentía:


* - Me da un detergente líquido
   - ¿Concentrado?
   - Meeee ddddaaaaaa uuuunnnnn  deeetergeeeennteeeee  liiiiiquiiiidooooo.

* - ¿Me puede decir donde está el capitán del barco?
   - A babor.
   - Por favor, ¿me puede decir donde está el capitán del barco?

* ¿Quieres acabar con el hambre y la pobreza? .......Comete a un pobre.

* Cada mujer es un mundo. ¡Haz turismo!

* ¿Si hay un mas allá, ¿Habrá un más acá?

* ¡Abajo las drogas!   (Firmado: los del sótano).

* Bienaventurados los que se ríen de sí mismos, porque nunca se les acabará el cachondeo.

* Era tan feo que cuando nació, en lugar de llorar él, lloraron los médicos.

* Anuncio: Cambio condón roto por ropa de bebe.

* Di no a la droga, queda muy poca y somos muchos.

* Hay dos palabras que te abrirán muchas puertas: Tire y Empuje.


* Se abre el telón y se ve al número1 y al núnero2 llamando a una puerta.
¿Título de la película?:
- ¿Stá er tré?

* Bienaventurado Adán, porque nunca tuvo suegra.

* Albert Estein era feo, pero era mucho más su hermano Frank.

* Se abre el telón y se ve a cinco gitanos señalando la última fila que está llena de guardias civiles.
¿Título de la película? :
- “Lo último, su murái”

* Se abre el telón y se ve a cinco gitanos vigilando a una mujer.
¿Título de la serie?
- Los vigilantes de la paya

* Se abre el telón y se ve un cacho minúsculo de pollo en medio de una paella enorme.
¿Nombre del músico?
- Pon Ma’ Carne!

* Se abre el telón y se ve a Paca electrocutada con el cable de la plancha.
¿Título de la película?
   - El amperio contra Paca.


¿Qué pasa si metes un huevo en el microondas?
  -  Que el otro te lo pillas con la puerta.
                                                 
                              

12 de diciembre de 2011

¡Ay! Poetas



          Como una voz en off en la fase rem de mis sueños, algo me dice que la poesía solo es un juego floral aderezado con metáforas desiertas. Así como profanamos el silencio con nuestras palabras triviales e imprecisas, posiblemente también saturamos discos duros y manchamos paginas de madera blanca con nuestros pretenciosos símbolos vacíos.
Observando el panorama desde la sección de congelados, dudo hasta de la existencia de la gente que circula por este supermercado, este conjunto de células anónimas no me parecen humanas, ni siquiera replicantes, en todo caso las calificaría de colección de unidades sin identidad propia buscando carne muerta para comer.

Miro el cielo rojo entre ofertas de detergentes y escudriño los recovecos del misterioso reino de la ciencia, sin ninguna duda el verdadero poeta oculto bajo las sombras impostoras de las plumas.

No existen los colores, no existe la luz ni los sonidos, son distintas frecuencias captadas por nuestros sentidos y que a petición del cerebro acaban transformándose en sensaciones legibles para crear un mundo ficticio. Otro tanto podemos decir de los sobrevalorados sentimientos, procesos automáticos sintetizados por nuestro centro de control intentando esconder que un i love you es solo una simple reacción electroquímica. Nada es como parece ser, ni siquiera permanece mucho más de un segundo en el escenario.  Héroes, gurús y profetas, babean en una rave clandestina y el rapsoda que promovía rebeliones sociales a golpe de poesía, hoy toma el sol en su mansión de Malibú apuñalando el blowing in the wind. 
La 
verdadera poesía tiene vida propia, no se encasilla en ningún formato ni permanece estancada en los libros, sino que habita en el cielo del atardecer y en la sonrisa de un niño y no puede ser confinada en una caracola. 

He desaprendido a leer y escribir esas vocales y consonantes mezcladas sin ton ni son, crucigramas en formato libre, palabras sin orden ni concierto expoliadoras de tiempo propio y ajeno. Esas letras aleatorias son espectros que gravitan sobre los castillos que construimos para después romperlos. Leer y escribir no son la vida, más bien son lastres que nos impiden asomar la cabeza al exterior y respirar el aire salado que vuela junto al mar. 
Algunos poetas, imbuidos en su aureola de semidioses a pesar de ser humanos de a pie, afirman que cuando están en el máximo estado de inspiración pueden oír hasta las voces de las musas, y creo que ahora mismo yo las estoy oyendo, incluso puedo entender lo que dicen.........


          -- Son sesenta y cinco euros, ¡Oiga, caballero! ¿Me oye? --insiste la cajera del supermercado.

         -- Perdone, estaba distraído  -- le contesto aterrizando a toda velocidad. 


         -- ¿Lo va a pagar en efectivo o con tarjeta?   --  me dice la cajera remarcando cada sílaba para evitar que vuelva a despegar del suelo. Intento pagarle con un poema escrito en una servilleta, pero el segurata del supermercado confirma mi  teoría sobre la inutilidad de la poesía.

                                                             -- Con tarjeta.
                               

3 de diciembre de 2011

Waking Life - (2001) Richard Linklater


                                                                                                      
           El comienzo de esta singular película es similar al inicio de una sesión de hipnosis, quedas atrapado dentro de un viaje onírico en un estado de semi-inconsciencia. Su director y guionista, Richard Linklater, utiliza la técnica rotoscópica (mezcla de animación con personajes reales),  intentando elevar al espectador a un nuevo estadio existencial.
A pesar de no ser un film fácil, no apto para los amantes del cine de acción, puede producir sensaciones  fuertes y profundas.

        La trama de la película se basa en la imposibilidad del joven protagonista para salir de un sueño, desfilando el pensamiento de celebridades tan dispares como Nietzsche o Lorca, con la única intención de llevarnos a la conclusión final. Una mente inquieta, independiente y observadora, una persona especial, ese es el prototipo de espectador de Waking Life.
La película fascina y absorbe a partes iguales, con un final que puede hacer tambalear algunos pilares en los que nos apoyamos.

                                                            
                                                  

.

Steppenwolf