3 de diciembre de 2011

Waking Life - (2001) Richard Linklater


                                                                                                      
           El comienzo de esta singular película es similar al inicio de una sesión de hipnosis, quedas atrapado dentro de un viaje onírico en un estado de semi-inconsciencia. Su director y guionista, Richard Linklater, utiliza la técnica rotoscópica (mezcla de animación con personajes reales),  intentando elevar al espectador a un nuevo estadio existencial.
A pesar de no ser un film fácil, no apto para los amantes del cine de acción, puede producir sensaciones  fuertes y profundas.

        La trama de la película se basa en la imposibilidad del joven protagonista para salir de un sueño, desfilando el pensamiento de celebridades tan dispares como Nietzsche o Lorca, con la única intención de llevarnos a la conclusión final. Una mente inquieta, independiente y observadora, una persona especial, ese es el prototipo de espectador de Waking Life.
La película fascina y absorbe a partes iguales, con un final que puede hacer tambalear algunos pilares en los que nos apoyamos.

                                                            
                                                  

.

11 comentarios:

  1. He visto los primeros 15 minutos de la peli y me ha enganchado hasta tal punto que he decidido parar hasta encontrar el momento oportuno del visionado, que será mañana por la tarde, con la intención de saborearla sin interrupciones. Los poquitos diálogos que he escuchado están llenos de sustancia, sumamente esclarecedores.
    No sé si entro dentro del prototipo de espectador al que está dirigida, pero te aseguro que me han bastado unos pocos minutos para atraparme.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Es atrapante el comentario de la película. La quiero ver ya,me gustaría cambiar la perspectiva. Besos. Te dejo el link de mi otro blog. La zona fue cerrada.
    http://irissincuerpo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Es una pelicula muy filosofica, cuando la vi, me costo entenderla pero ahora, al volver a ver un tracito en tu post, me está gustano así que voy a verla muy atenta y no perderme nada.

    ResponderEliminar
  4. son LAS 2:05 de la madrugada. Acabo de ver la peli y por supuesto, he quedado fascinada con ese juego entre sueño y realidad, existencialismo para ser libre y la responsabilidad que conlleva ser un soñador. Besos, Me encantó

    ResponderEliminar
  5. Fayna, esos 15 minutos son una prueba de que tú eres el espectador prototipo. Hay gente que no ha podido aguantar ni el concierto de violines, otros se han escandalizado como si de una película porno se tratara.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Claudia, esa sensación que describes,creo haberla sentido de una manera parecida, como una charla profunda con un amigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Julia, no es una película fácil, yo hubiera suavizado los términos técnicos para poder abarcar un más amplio espectro de público. Es solo una charla de 100 minutos sobre las realidades paralelas que podemos vivir y también es un despertador para los que vivimos durmiendo. Yo la tuve que ver dos veces, y mereció la pena.

    ResponderEliminar
  8. intentaré echarle un vistazo este puente.
    tiene muy buena pinta. y me gustó mucho el díptico en París de Linklater, Delpy y Hawke.
    buena recomendación.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. He visto los primeros diez minutos y le pones tantas ganas que prometo ver el resto mañana.

    ResponderEliminar
  10. Ya la he visto, muy original, una estética intachable.
    Independientemente de la traducción, muuuuy argentina(en las citas y los modos de los monólogos).

    ResponderEliminar
  11. Senses, seguro que te va a gustar.
    Saludos.



    Socióloga, creo que eres la quinta persona en el mundo que ha visto la película entera, yo fui el cuarto. Es cierto que el español no se habla igual en todos los sitios (el doblaje parece mexicano).

    ResponderEliminar

Steppenwolf