30 de octubre de 2010

Los policias de los Simpson

      Hace unas semanas, fui a recoger una tarta que había encargado, parando en doble fila frente a la pastelería. Justo cuando cerraba la puerta, se acerco un policía que me dijo con tono chulesco  “ Eh tú, quita el coche de ahí ahora mismo “.  He de confesar que me convenció este policía local y defensor de la ley.

      Nunca me he planteado presentarme a oposiciones para un puesto en la policía (no sea que me den una metralleta o una arma de destrucción masiva y la arme), pero tengo curiosidad por saber que requisitos se exigen para el puesto. Puedo intuir algunos como… cultura general (la policía no es tonta), el examen psicotécnico y una buena condición física por si hay que correr detrás de un concejal corrupto, pero.... ¿qué pasa con la educación?

      Un amigo mío aseveraba que si tuvieran educación, no serian policías. Yo no estoy de acuerdo con esto ni quiero generalizar, pero no puede ser tan difícil tratar a la gente que proteges con educación, incluso a los que infringimos alguna norma. ¿Tendremos que defendernos también de la policía?

      En La Naranja Mecánica, podemos ver a delincuentes callejeros reconvertidos en policías, zurrando a todo lo que se mueve, en la oscura y ácida visión de Kubrick. Si pudiera elegir, sin duda me quedaría con los policías de los Simpson, no son muy listos, pero tampoco pidamos que sean perfectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Steppenwolf